Gobernador y alcalde de NY llaman a la calma por alarma sobre primer caso de ébola

71FA6A1B-FCD2-4A22-B6A8-64C4C45FC4BE.jpg__600__450__CROPz0x600y450NUEVA YORK._ Tal y como había adelantado este reportero ayer jueves en la tarde, al informar sobre el internamiento del doctor Craig Spencer de la Escuela de Medicina de la Universidad de Columbia y uno de los médicos más prominentes del hospital Presbiteriano en el Alto Manhattan, con visibles síntomas de ébola, anoche, se confirmó que el galeno que reside en la calle 147 al Este de Harlem, está contagiado con el letal virus.

Los neoyorquinos, hartos de sufrir ataques, tragedias, crímenes de toda estirpe diariamente, atosigados por los altos costos de la renta de alquiler y otras cargas, reaccionaron alarmados a través de los medios de comunicación, ante la información.

El gobernador Andrew Cuomo y el alcalde Bill de Blasio, salieron de inmediato al paso de la alarma, pidiendo calma a los habitantes de la megapólis y el estado.

“Sé que es una situación alarmante considerando que la ciudad de Nueva York conglomera mucha gente. Pero hemos activado todos nuestros recursos. Podemos decir que por lo menos, cuatro personas, tuvieron contacto con el doctor Spencer y estamos tratando esta situación satisfactoriamente”, dijo el gobernador Cuomo en una conferencia de prensa conjuntamente con el alcalde de Blasio y otros funcionarios luego de que el caso trascendiera a los medios.

El alcalde, pidió a los neoyorquinos que mantengan la calma indicando que contraer el virus no es una fuerte posibilidad.

“El ébola es una enfermedad extremadamente difícil de adquirir.  Es transmitida solamente a través del contacto con la sangre o los fluidos corporales de la persona infectada, no por contacto casual”, sostuvo el alcalde.

El doctor Spencer, quien había estado en Guinea en Africa Occidental como parte de la organización internacional Médicos sin Fronteras, ayudando a curar enfermos del ébola, regresó a la ciudad, aparentemente “sano”, pero después de 20 días, los síntomas del virus comenzaron a brotarle y paramédicos, lo encontraron la noche del jueves con la fiebre en 103 grados, vómitos y fuertes náuseas.

Vecinos del galeno en el edificio en el que reside, comenzaron a recibir folletos referentes al ébola y distribuidos por el Departamento de Salud.

Spencer, quien está interno en el hospital Bellevue del Bajo Manhattan, hizo ruta en trenes y taxis, y muchas de las personas a las que se acercó, creen que podrían estar contagiadas.

Pero, según las autoridades, sólo hizo contactos directos con cuatro de ellas.

El caso del doctor Spencer, es el primero del ébola, detectado en Nueva York.

Por Miguel Cruz Tejada

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s